Páginas vistas en total

sábado, 23 de junio de 2018

Los que añoraban el calor, "screw you".

Hoy se van a marcar máximas top en lo que llevamos de año. Hace poco más de 2 semanas, cuando apenas rebasábamos la barrera de los 20ºC, los sureños alucinábamos en colores con unas temperaturas no vistas en años.

Pero había voces que añoraban el calor, que ya estaban "hartos" de tanto frío, de tanto tiempo desapacible y ya temían un año sin verano, como aquel de 1816 en el que el volcán indonesio Tambora vomitó y dejó una capa de cenizas tan grande que oscureció la atmósfera e impidió la acción solar.

Estos inconformistas, sin duda mentes no muy bien equilibradas, que en algún momento se golpearon accidentalmente con el poyete de la cocina, ahora también resoplan cuando les llega calor del bueno. Pero entonces, ¿en qué quedamos?. No queríais calor, pues aquí lo tenéis, descerebrados.

Media España se va a situar por encima de los 35ºC, y en sitios top llegaremos a los 40ºC. Según Aemet son temperaturas entre 5 y 10ºC por encima de lo habitual en estas fechas.

 ¡Que te crees tú eso! O sea, que en vez de 40, en Córdoba deberíamos estar en 30ºC de máximas. Pues yo no recuerdo un final de Junio con máximas de 30ºC hasta donde la memoria me alcanza.

Los 40 que alcanzaremos hoy están en lo habitual y cotidiano para un comienzo del verano en Córdoba. En Junio 2017, el más caluroso de la historia, en Córdoba Poniente hubo 9 días por encima de los 40 (máxima de 43,3ºC), y  22 por encima de 35. En Junio 2016 en 18 días se subió de los 35. En 2015, 4 días por encima de 40 y 17 por encima de 35. En 2014, 6 por encima de 35 y 1 por encima de 40. En 2013, 13 por encima de 35. ¿Sigo?

Con esto quiero decir, que en los polos del calor, en Junio nos movemos habitualmente entre los 35 y los 40 todos los años, y que para nosotros llegar hoy a los 40 o a los 41 es lo habitual, que estamos acostumbrados a más de lo mismo, y que nuestros niños juegan en la calle a 35ºC y los menos niños paseamos o corremos en los parques, y ni nos inmutamos, igual que los Yakutos hacen su vida normal a 45ºC bajo cero.

Esto no quiere decir que para nada nos gusten estas temperaturas, nos gustaría seguir en esos agradables 25ºC de hace un par de semanas, y no nos importaría haber estado así todo el mes de Junio.

A esos que a primeros de Junio echaban de menos el calor y ahora resoplan , yo les digo "Screw you", expresión que aprendí hace unos días en una serie de Netflix llamada Salvation.

Pues eso, que os den.

viernes, 22 de junio de 2018

Comienza el verano más plácido

Hoy hemos estrenado el verano astronómico, y aunque parezca raro, comenzamos poco a poco a restar segundos de luz a los días.

Tras una primavera absolutamente apasionante, totalmente sorpresiva ya que ni las mejores predicciones auguraban algo parecido a lo que ha ocurrido, con lluvias muy abundantes en muchos sitios peninsulares, que han acabado con la sequía, o que la han aliviado en otros. Ha sido la más lluviosa desde 1965.

Las temperaturas que nos acompañaron hace un par de semanas, completamente anormales y más propias de marzo, han pasado a la historia. Hemos vuelto a registros normales para la recta final de Junio, y aunque al principio nos ha dado el bofetón de calor ya que no estábamos acostumbrados, ahora ya estamos completamente adaptados a máximas normales para los sureños, que oscilan entre los 35 y 40 grados de máxima.

Nada anormal para estas fechas, y muy benévolas comparadas con las del año pasado, donde ya rozamos los 44ºC. Este año apenas si hemos pasado unas décimas de 40ºC, y la mayoría de días no hemos llegado ni a 39ºC, realmente una bendición.

Las máximas subirán de hoy al domingo, tocando techo de nuevo con los 40ºC o incluso 41ºC, para después volver a bajar la semana que viene. Creo que no nos podemos quejar.

Estamos en la gloria, porque no es lo mismo 38 que 43 o 44, y las noches aún son bastante aceptables. Aunque se consideran noches tropicales pues no bajamos en la capital de la barrera de los 20ºC, son mínimas que te permiten dormir sin problemas. Rondamos los 22-23ºC de mínima, algo bastante llevadero.

El problema viene cuando las mínimas no bajan de los 25ºC, y eso se logra al amanecer, pero gran parte de la noche se mantienen incluso por encima de los 30ºC. Son los peores días del verano, y esperemos que no nos vengan muchos de esos.

Las previsiones para el verano se ve que han sido retocadas, las condiciones atmosféricas parece que van a ser propicias para que haya pequeñas entradas de aire más frío, y la masa de aire africana se nos mantiene a distancia. Esto va a propiciar que las máximas no sean extremadamente altas, y es posible que este verano sea el más fresco de los últimos 4 años.

Esto rompe la tendencia de que cada verano era más caluroso que el anterior, y recordamos que el del año 2017 batió todos los récords y dejó las máximas más altas de la historia de España, con los 46,9ºC de Córdoba-Aeropuerto (que serían algunos más en la urbe), y los 47,3ºC de Montoro, ambos de infausto recuerdo.

Esperemos no volver a repetirlos, ni tan siquiera acercarnos a registros tan crueles e inhumanos para los que los sufrimos.

En zonas del Ibérico sur, aún brotan fuentes y corren arroyos y pequeños ríos como el Zafrilla, que hacía muchos años que no se veían correr a las puertas de Julio. Desgraciadamente han sido muy escasas las precipitaciones en estas 3 semanas de Junio, ojalá mejore esta última semana.

Las mínimas por allí siguen aún bajas, y hoy heló levemente en algunos sitios del Ibérico sureste turolense. La Veredilla marcó la más baja de Cuenca con 3 gradetes, no está nada mal.

Veremos si los pronósticos se cumplen y disfrutamos de un verano plácido y no excesivamente caluroso.

jueves, 14 de junio de 2018

Se acabó lo bueno

A una semana de la entrada del verano astronómico, la situación primaveral que manteníamos y que apenas llegábamos a creernos a estas alturas de junio, desgraciadamente ha tocado a su fin.

Fue bonito mientras duró, no podíamos estar más agustito, pero estaba claro que era una situación regalada y excepcional que no podía dar mucho más de sí, como así ha sido.

La masa de aire cálido ya nos ha atrapado y sumamos cada día algún gradito más que el anterior. Si antes no pasábamos de los 30, ya lo hacemos sobradamente. Hoy ya hemos llegado a los 35, y de hoy hasta el lunes iremos añadiendo grados hasta meternos en los 39ºC.

No sé dónde se han sacado la información en TVE que ya teníamos unas ganas enormes de que llegara el calor. Por el sur os aseguro que no. Estábamos estupendamente aunque no hiciera temperatura para meterse en la piscina. Supongo que por el norte será distinto.

El calor ha llegado y parece que se quedará. No serán máximas disparatadas pero ya nos acercamos poquito a poco a los 40, de los que nos quedaremos cerca el lunes. Nos cuesta estos primeros días adaptarnos al calor, no somos de piedra.

Posiblemente cantaremos los primeros 40 de la temporada a finales de la semana que viene, y parece que los últimos días de Junio serán nuevamente más agradables.

Y daremos por finiquitado un mes de Junio de los mejores que se recuerdan


sábado, 9 de junio de 2018

Hasta el 40 de Mayo...

Este año el famoso refrán "Hasta el 40 de Mayo, no te quites el sayo", se va a cumplir por fin, al menos en lo que se refiere a los que vivimos en el sur.

Seguimos sumidos en un magnífico sueño meteorológico del que no queremos salir, con unas temperaturas completamente primaverales, similares a las que habitualmente se dan en Marzo, pero casi a mediados de Junio.

Cuando el año pasado los aires acondicionados echaban humo desde hacía bastantes días, el día 12 ya rozábamos los 41 , y el 16 marcábamos el top ese mes con 43,8ºC, este año apenas si pasamos de la barrera de los 30ºC.

El mundo al revés, en zonas de Escandinavia y otras partes centroeuropeas, ya se han sobrepasado los 30 con creces.

Las pequeñas masas de aire frío en altura (DANAs), continúan una tras otra su tránsito por nuestras latitudes, cuando deberían hacerlo bastante más al norte. Pero el bloqueo anticiclónico situado en Escandinavia las desvía más hacia el sur. Y la temida masa de aire tórrido de procedencia sahariana se mantiene lejos por ahora.

Desgraciadamente esto no podía durar siempre, y ya se atisban temperaturas máximas para la segunda quincena del mes que se situarán en su rango habitual, que en Córdoba son los temidos 40 o algo más.

Pero parece que aunque vengan días calurosos, la atmósfera presenta rasgos de inestabilidad y podríamos sufrir respiros con entrada de aire más fresco, que hace prever que este verano no va a ser tan caluroso como el del año pasado, donde batimos todos los récords.

Recordemos que se llegó en Julio a los 46,9ºC en Córdoba y 47,3ºC en Montoro, ambas máximas en España de la red principal y secundaria de Aemet.

Mientras llega ese momento, que  no será antes del 15, seguiremos disfrutando de estos magníficos días que nosotros asociamos al tiempo que nos encontramos en la cornisa cantábrica cuando vas en pleno verano.

martes, 5 de junio de 2018

Junio seguirá siendo fresco

Hemos casi agotado la primera semana del mes de Junio de este anómalo pero apasionante año meteorológico, completamente inhabitual, con un invierno con nevadas que no se conocían por su intensidad, con lluvias primaverales impresionantes, que ya han llegado a lo que se recogería para todo el año en muchas zonas, y con un verano meteorológico, que comenzó el día 1 para el que no damos crédito sobre todo por el sur.

Y es que no recordábamos algo similar al menos en los últimos 25 años. Nos mantenemos con máximas entre 5 y 10 grados más bajas, y apenas se rozan los 30ºC, cuando el año pasado ya rondábamos los 40. Quizá eso tampoco es normal, pero sí es verdad que deberíamos estar marcando máximas en torno a los 35ºC.

La configuración atmosférica hace que se haya creado una especie de pasillo que favorece la circulación de pequeñas masas de aire frío, DANAs, que dejan temperaturas bajas en altura, y que al contactar con las temperaturas cálidas propias de estas fechas produzcan inestabilidad y la génesis de tormentas.

Han sido muchas las que se han producido  en los últimos días, sobre todo por la zona levantina, y sur de Castilla la Mancha, recogiéndose en pocas horas hasta 150 litros, una barbaridad.

Es cierto que han producido daños, pero son capaces de llenarte un embalse en unas horas, y de hecho, algún embalse de esa zona ha tenido que abrir sus compuertas por no poder acumular tanta agua.

Pero la situación, según los modelos, parece que va a continuar así durante al menos 2 semanas más, y ns meteremos en la recta final del mes con estas temperaturas, algo que no acabamos de creernos y que nos llena de alegría.

Lo normal es que estuviéramos padeciendo ya calor del bueno, y estamos con temperaturas propias de marzo, algo realmente espectacular.

En junio de 2017, en 9 días se sobrepasó la barrera de los 40ºC, siendo la máxima de 43,3ºC el día 16.

Los 5 primeros días de Junio tuvieron estas máximas: 35,3-35,7-33,7-30,7-31,7-
Los 5 primeros de este año:  29,9-26-24,2-24,7.25,2.

A este ritmo marcaremos la efemérides de media de máximas más baja de la serie histórica.

Las piscinas han tardado en abrirse, y no apetece aún  bañarse, pero eso no nos importa si podemos seguir disfrutando de este inusual y maravilloso espejismo primaveral.

También los del sur necesitamos un respiro de vez en cuando.

sábado, 2 de junio de 2018

¿Cuál es el pueblo más frío del Ibérico sur?

Son pocos los pueblos del Ibérico sur de los que disponemos de datos que nos informen sobre su potencial real de frío en noches de inversión. Si nos limitamos al terreno advectivo, está meridianamente claro que los más altos son los que tienen medias más bajas. 

En ese terreno hay pocos que hagan competencia a Valdelinares (1692 m) o Griegos (1602 m). Después irían pueblos que superan los 1500 metros de altura, como Gúdar, Bronchales o Guadalaviar. Son los pueblos donde más nieva en invierno y los más frescos en verano por su elevada altitud.

En la zona conquense, Zafrilla, con sus 1425 m de altura media y rozando los 1450 m en su parte alta, el más elevado de Cuenca y Castilla la Mancha, es el que en temperaturas medias anuales supera al resto, pero no cuando hablamos de inversiones térmicas.

Porque en el tema de inversiones, no influye tanto la altura, como la situación del pueblo, que sea en ladera o en un buen valle cerrado protegido del viento.

Sería estupendo poder disponer en cada uno de estos pueblos de alguna estación meteorológica que nos informara de su potencial inversor, pero son pocos los que nos ofrecen sus datos. Aunque cada vez vamos incorporando alguno más a nuestra lista gracias a los distintos aficionados, lo que nos llena de satisfacción, porque permite abrir al turismo de interior toda esta zona tan sumamente bella.



En la zona conquense ya disponemos de datos, aparte de Zafrilla, de Vega del Codorno.Hace pocos días se ha incorporado una segunda estación en el barrio de Las Chorretas de este municipio. 

De vez en cuando podemos consultar datos fiables de Tejadillos, y tenemos datos de Uña y de Tragacete. Por el lado turolense, Tramacastilla, Griegos y Rubiales, Orihuela, Checa y Bronchales, además de en la zona este, Alcalá de la Selva, Fortanete, Gúdar y Valdelinares. Pronto tendremos una estación en Frías.

Sería difícil decir cuál de todos ellos es el más frío en inversiones, aunque sí podría decir cuáles son los que destacan por ser habitualmente los más fríos. De los que no disponemos de datos nos tenemos que basar en las termografías, que ya nos orientan a que el pueblo en cuestión es frío, aunque lo ideal es confirmarlo con mediciones.

Yo he realizado dos termografías de febrero, donde se alcanzaron mínimas de unos -13,6ºC en las zonas más frías de Zafrilla, como Rincón y Veredilla, y la acompaño de otra que hizo muy amablemente un aficionado, de forma más profesional.

Un día aislado no refleja la realidad que sí haría una medición más continua, pero puedo garantizar que habitualmente las zonas más frías suelen repetir. Lo que es más frío que el resto, lo suele ser casi siempre, y las diferencias se suelen mantener, aunque evidentemente cada día tiene sus variaciones, dependiendo sobre todo del viento y la nubosidad.

He señalado los pueblos de la Serranía Conquense, y algunos de la zona de Teruel, los que más destacan.

Aunque parezca un poco complicado de ver, con muchos colores mezclados, centrémonos en las zonas señaladas en círculos. Las temperaturas más frías vienen en color azul claro, casi blanco, a más claro, más frío. 

Importante reseñar que la termografía no tiene sensibilidad suficiente para detectar pequeños enclaves donde se refugie el frío, y solo vemos grandes valles o prados.

¿Y qué podemos deducir de estas imágenes?

Comenzando de arriba a abajo, vemos la zona de Vega del Codorno (VC) como de gran potencial, algo que ya sabemos desde hace tiempo por los datos de su estación. Es uno de los pueblos con capacidad para bajar de los -20ºC, de hecho estuvo a unas décimas de conseguirlo en 2015. Y hace años registró -24ºC.

Justo debajo tenemos a Tragacete (Tr), quizá algo menos potente, pero con buen color. Allí hay una estación que sube datos a la red Wunderground. No parece dar datos muy potentes.

Si seguimos hacia abajo vemos el valle de Valdemeca (V), con un gran potencial de frío, y que en un futuro no lejano puede que podamos disfrutar de sus datos en directo. Estoy trabajando en ello, y sería estupendo para los aficionados y por supuesto para dar a conocer el pueblo en las principales redes meteorológicas.

Entre ambos pueblos está La Serna, magnífico sitio perteneciente a Huélamo pero alejado del pueblo, con datos realmente buenos. No la he marcado pero se ve de un color más frío. Huélamo pueblo no tiene ninguna estación, aunque se ve muy bien que carece de inversión, estando en ladera.

El siguiente pueblo al sur es Laguna del Marquesado (L), que según las termografías es el mejor pueblo de la serranía conquense en inversiones térmicas. Estaría a la altura de Vega del Codorno , superándola en muchas ocasiones desde el punto de vista termográfico. También estoy en contacto con un residente allí y podría ser posible su monitorización en unos meses.

Justo debajo vendría Tejadillos (T), donde hay otra estación que sube datos a Wunderground. No parece estar colocada en un buen sitio. Más al sur estaría Cañete, magnífico enclave inversor, ya fuera de la Serranía Alta conquense. Se ve muy bien toda la zona del río como recoge todo el frío.


Para comparar intensidad de colores, he señalado la zona del Rincón-Nava (R), el Prado Redondo (Pr) y Zafrilla (Z). Como vemos, esta última es la que tiene un peor color, que denota que no es un sitio inversor realmente bueno, como puede ser Laguna o Vega del Codorno. Incluso Laguna ese día pudo registrar una mínima inferior al Rincón a tenor de los colores de la termografía.

Pasando la frontera y yendo a Teruel, encontramos sitios tan buenos como el valle de Frías (F), y los pueblos de Calomarde (Ca) y Royuela (Ro). He señalado para comparar sitios tan sumamente fríos como Fuente del Buey (FB) y el triángulo formado por el Collado de la Grulla (G), la aldea del Membrillo y La Hondonada zafrillense, que siempre se muestra muy potente en las termografías. También el amplio valle de Valdecabriel (Vc).

En la segunda termografía se repite como mejor pueblo del Ibérico conquense Laguna del Marquesado, superando al menos esa noche (24-2) al resto, marcando temperaturas de brillo en torno a -14ºC. He marcado Vega del Codorno (VC), Rincón-Nava (RN), Prado Redondo (Pr), La Serna (LS) y Zafrilla (Z). La mayoría de días dan el valle de La Laguna como el que mejor recoge el frío.

Creo que las imágenes son muy sugestivas de la capacidad de cada pueblo en noches de inversión. Y los sitios muy buenos suelen aparecer siempre en las termografías, se suelen repetir. 

Y sin duda los pueblos más fríos, a falta de confirmarlo con datos, son Laguna del Marquesado y Vega del Codorno por el lado conquense y Calomarde, Royuela y Frías por el turolense. Por detrás Valdemeca, Tragacete y Tejadillos. 

La última sería Zafrilla, que nunca sale beneficiada en las termografías, casi siempre penalizada por el viento aunque hemos mejorado mucho sus registros tras buscar los sitios más resguardados del pueblo.



Comienza el verano climatológico


Hoy 1 de Junio comenzamos el denominado verano climatológico, que durará hasta el 31 de Agosto. 

Y acabamos como terminamos la primavera, con inestabilidad que viene dada por una nueva masa de aire frío, que ha sido catalogada de Gota Fría, que ha comenzado su entrada y está dejando tormentas en toda la mitad norte.

Las temperaturas van a bajar mañana bastante, y serán poco los sitios que pasen de los 25ºC.  Esta gota fría dejará precipitaciones importantes en muchas zonas peninsulares, sobre todo en Cantabria, Sistema Central e Ibérico y Pirineos.

 En Zafrilla hoy se han recogido más de 12 mm en el pueblo, y seguirán las precipitaciones hasta el domingo.

A mediados de semana una nueva masa de aire frío nos afectará y volverán las precipitaciones al Ibérico, con nueva bajada de registros que se quedarían en máximas bajas para estas fechas, que no superarían los 10ºC en las zonas más frías, con mínimas en torno a los 3ºC. 

Los acúmulos para los próximos 7 días superan los 60 mm en muchas zonas, y pasan hasta de 150mm en Pirineos y Cordillera Cantábrica.

Ambiente casi invernal en pleno verano.