Páginas vistas en total

viernes, 16 de noviembre de 2018

Carlos y el bloqueo anticiclónico


Un potente anticiclón en el norte de Europa, está produciendo un fenómeno de bloqueo de las masas húmedas y dirigiéndolas más al sur. Una de ellas nos afectará ya el domingo y dejará abundantes lluvias en el oeste peninsular. A eso se añaden las importantes lluvias que han vuelto a dejar el levante con muchos problemas, han vuelto las inundaciones, las riadas y también las desgracias personales, pues un ciudadano ha muerto en Gerona.

Parece que la configuración atmosférica, con altas presiones en zonas escandinavas ancladas desde hace semanas, nos están enviando un frente tras otro, y dejando un otoño muy húmedo, que se suma al magnífico año que llevamos. Son muchas localidades las que ya pasan de 1000 mm, y parece que todos los pronósticos indican que el otoño seguirá más húmedo de lo normal.

Carlos ya ha sido calificado de ciclogénesis explosiva, y el hecho de darle nombre ya sabemos que es cosa seria. Los acumulados en la próxima semana pueden acercarse a los 100 mm en zonas del oeste andaluz. La depresión de desplazará hacia el este, regando ampliamente toda la Península. En el Ibérico sur, se acumularán en torno a 30-40mm litros más, dejando la bonita cifra de 1000 mm este año, los mismos que ya casi se alcanzan en zonas de la Sierra Morena cordobesa, como Santa María de Trassierra.

Las anómalas temperaturas que hemos tenido estos últimos días, con máximas por encima de lo 20ºC, pasan a la historia. El veranillo de San Martín se acaba, justamente con la llegada mañana de Santa Isabel, y la entrada de Carlos va a traer un descenso importante de temperaturas, donde volverán las nevadas a finales de la semana próxima por encima de los 1400 m.






jueves, 1 de noviembre de 2018

Un Octubre de récords

Termina un mes de Octubre memorable en muchos aspectos, que será recordado durante mucho tiempo, y que ha dejado récords que hacía muchos lustros que no se batían.

Octubre comenzó con temperaturas inusualmente altas, y no fue para nada húmedo en la primera quincena. Pero la segunda quincena ha sido todo lo contrario.

Todo comenzó con la llegada de los restos del ciclón tropical Leslie, que nos mantuvo en vilo hasta menos de 24 h antes de su impacto en la Península Ibérica, y que nos confirmó lo difícil que es efectuar un pronóstico a más de 24 h en algunos eventos meteorológicos.

Se preveía que podía impactar sobre las costas del golfo de Cádiz, o entre Faro y Huelva, para luego ir cambiando el lugar de impacto cada vez más al norte, hasta hacerlo más de 800 km al norte, sobre las costas portuguesas cercanas a Oporto. Parece que cada vez los huracanes se acercan más y más a nuestras costas debido al calentamiento del Océano y a la tropicalización de nuetras latitudes.

Tras su rápido paso por la Península, comenzó otro de los fenómenos meteorológicos del mes, la formación de una DANA, o gota fría, sobre el Mediterráneo, que dejó un rastro de destrucción y muerte en Baleares, donde tampoco se previó que el fenómeno fuera tan virulento. Difícil de predecir estos fenómenos tan localmente intensos.

La migración de la DANA a las costas levantinas, hizo saltar las alarmas, y ya sí se pusieron todos los medios para recibir a una de las gotas frías más potentes de la historia. Las alarmas rojas se activaron en muchos sitios, y con razón, porque golpeó con toda su intensidad zonas del norte de Castellón y Valencia, dejando récords de lluvia. Se batió el récord de precipitación en 1 hora, que databa de 2002 en Tenerife (129,9 mm), y pasó a Vinarós, que en 60' recogió más de 159 mm.

Pero por si esto fuera poco, la baja se dirigió a zonas sureñas, y se cebó con la zona de la comarca de Antequera en Málaga, sin apenas moverse durante hora, y dejando cientos de litros en 12 horas, que llegaron hasta los 400 en algunas zonas, como Campillos y Teba, casi lo que cae en un año.

También cayeron récords en Alpandeire de lluvia caída entre 2 y 6 h:

2h: 191.8 mm 3h: 232.8 mm 4h: 259.6 mm 5h: 278.8 mm 6h: 289.2 mm

Expertos de Aemet y mundiales ya han avisado que con el calentamiento global este tipo de fenómenos, que siempre se han producido, ahora serán cada vez más frecuentes.


Y también parece que el último de los fenómenos meteorológicos que hemos vivido este Octubre apasionante, está relacionado con el calentamiento. Parece chocante, pero hay estudios que demuestran que el calentamiento del Océano Ártico está cambiando los flujos del aire frío, y el debilitamiento del vórtice polar hace que migre más hacia el sur, lanzándonos bocanadas de aire gélido que llega a nuestras latitudes.

Eso es lo que ha pasado en los días previos, con una entrada de aire frío histórica, dejando nevadas en cotas bajas (hasta 200 m en el Cantábrico), y más de 150cm de nieve. También en el Ibérico sur hemos registrado las nevadas más tempranas en los últimos 5 lustros, con más de 30 cms en zonas altas, por encima de los 1600 m, como el Rincón zafrillense.

Y dejando temperaturas máximas incluso negativas durante todo el día, como pasó el 29 y 30 de Octubre, que no subieron de -2ºC. Se han batido muchísimos récords de máximas más bajas en estaciones meteorológicas de capitales provinciales. así como estaciones secundarias. Y el 29 de Octubre se registró la media más baja en todo el país, con poco más de 8ºC.

Estas son algunas estaciones que reportaron récords, algunos de casi 100 años:

 Aeropuerto de Asturias (8,2ºC, récord desde 1968), Pontevedra (11,8ºC, 1985), el Aeropuerto de Lugo (6,6ºC, con lo que rompió el récord por segunda jornada consecutiva), Ávila (4,4ºC, desde 1983), Segovia (5,3ºC, desde 1988), Cáceres (11,8ºC, desde 1983), Jaén (9,1ºC, desde 1983), el Aeropuerto de Córdoba (13,8ºC, desde 1959) y Teruel (5,3ºC, desde 1986).



En resumen, apasionante mes de Octubre, que se cierra con las nevadas más tempranas en muchos años, y con cas 200 litros por metro cuadrado en zonas del Ibérico sur. Ya rondamos los 950 litros, que a efectos prácticos son más de 1000, pues las nevadas, muy abundantes este año, nos han hecho perder al menos un 10% de la precipitación caída.

Cuando apenas hemos comenzado el Otoño, se nos abre un período apasionante visto lo visto, pues puede pasar cualquier cosa. Ya solo queda que nos impacte una buena entrada siberiana que nos deje algún -30ºC en la zona, un sueño largamente esperado.