Páginas vistas en total

martes, 27 de febrero de 2018

"The Beast from the East"

El choque de dos frentes, uno frío y seco procedente del polo y otro más cálido, cargado de humedad, procedente del sur, están colisionando en estos momentos sobre el norte de la Península, en uno de los fenómenos meteorológicos que más expectación están causando entre los aficionados en los últimos años.

Han sido muchos los análisis realizados por los expertos, y el sentir general es la dificultad de afinar en lo que podrá pasar en las próximas horas. Lo que sí parece es que el frente sureño acabará barriendo al frío, que solo nos afectará parcialmente y de forma muy débil respecto al impacto que está causando en centroeuropa.

Ya se están registrando mínimas muy bajas en el norte peninsular, donde el País Vasco y Navarra, que han sido abrazados por la cola de la lengua fría, se mueven en mínimas entre -5 y -8ºC, algo poco habitual por allí.

El Pirineo también registra mínimas bajas, entre -10 y -15ºC, aunque el principal impacto se lo ha llevado centroeuropa, y países como Polonia, Chequia, zonas de Alemania y por supuesto Ucrania o Rusia europea, se mueven en registros entre -10 hasta los -27ºC. La nieve ha llegado a Roma después de bastantes años, dejando estampas realmente curiosas y poco vistas.

La lengua de frío girará hacia el oeste y atrapará a las Islas Británicas en las próximas 48 h, y dejará mínimas de las que se registraban en el siglo pasado, pero ya poco usuales. No es frecuente que los londinenses sientan mínimas sobre los -10ºC, mucho menos en marzo. Esta ola ellos la han denominado la Bestia del Este (Beast from the East).

En nuestro país esta ola de frío histórica no nos va a afectar o lo va a hacer de una forma muy descafeinada. Para los amantes del frío hay un lamento general porque de haberse dirigido más hacia el sur, se hablaba de ola de frío histórica donde se podrían haber batido registros  de frío en nuestro país. Algo similar a lo que ocurrió en años como el 87, y casi de la misma magnitud de la ola del 56. El sentimiento general es de cierta pena por haber sido excluidos por poco de este episodio que posiblemente no se repita en muchos años.


De todas formas la situación para los próximos días es apasionante, pues aunque la masa de aire frío se retirará mañana, nos viene un tren de borrascas que ya ayer comenzó su entrada y dejó precipitaciones, escasas eso sí, por el oeste andaluz.

Ahora se nos viene encima la depresión Emma, que ya sabemos que debe ser potente cuando los de Aemet la han bautizado, y que esta tarde nos impactará.

Serán varias andanadas de frentes lluviosos que dejarán acúmulos de hasta 250 mm en los próximos 10 días, veremos al final cuánto de esas precipitaciones se cumplen.

Si aciertan, los embalses van a captar muchos litros de agua, que puede salvar el año.

En el Ibérico comenzará a precipitar esta tarde, y lo hará en forma de nieve. Posteriormente subirá la cota tras retirarse la masa fría y continuará lloviendo toda la semana. Ojalá se acumulen muchos litros y se pueda paliar la tremenda sequía de la zona. Creo que veremos correr el río, tras casi un año completamente seco.

Esta noche aún ha habido tiempo para una última helada, no tan potente por el viento, pero que ha dejado mínimas cercanas a los -8ºC en La Veredilla y el Rincón. Mañana veremos toda la zona nuevamente de blanco inmaculado, en uno de los inviernos con más nieve de los últimos años.