Páginas vistas en total

miércoles, 20 de marzo de 2019

Acaba un invierno para olvidar

A las 23 h acaba un invierno realmente desastroso en todos los aspectos. Y lo principal es que va a ser el segundo más seco del siglo XXI y uno de los más secos de la serie histórica. En zonas del Levante es el más seco desde que se tienen registros. Y es que por aquella zona apenas si han caído unos litros en los últimos 3 meses. Hoy ha llovido algo por la zona, que ha sabido a muy poco, y apenas se recogen 20 ó 30 litros en el mejor de los casos en lo que llevamos de año. En Murcia no llovía tan poco desde hace casi 80 años.

El déficit hídrico es de alrededor de 50%, osea, que ha llovido la mitad de lo que debía haber llovido en términos medios. Un auténtico desastre, que por si fuera poco se remata con unos de los más calurosos de la serie histórica.

En las estaciones de los polos del frío no ha habido registros excesivamente bajos, ha sido muy difícil llegar este invierno a romper la barrera de los -20ºC, se ha hecho solo en el paraje de Vasequilla y un solo día. En el resto de estaciones no se ha sobrepasado de los -18ºC.

De media, el invierno ha sido más de 1ºC más cálido que la media, y ha dejado registros máximos históricos tanto en febrero como marzo en muchas estaciones peninsulares.

Pero el problema parece que va a seguir. Marzo tiene toda la pinta de quedar como uno de los más secos de la historia, así como de los más cálidos. Y ya se barrunta que la primavera que comienza hoy no va a ser nada buena en cuanto a precipitaciones. Van a ser inferiores a la media y también será más cálido, con lo que el problema sigue en aumento.

Parece que la Semana Santa será poco lluviosa, que sin duda será bienvenida en ambientes turísticos, pues en Febrero ha habido gente en las playas, y Marzo se ha comportado como debería ser Mayo. No sabemos si Mayo se comportará como Marzo, tal como reza el refrán, ojalá sea así.

En caso contrario, nos espera una primavera donde iremos escalando grados, y en el mes de Abril habrá acabado el verde del campo en media España, con máximas que superarán los 30 y se acercarán a los 35 en los sitios más cálidos.

Los árboles han florecido mucho antes de lo normal, y corren riesgo de que una inoportuna helada queme los brotes, aunque al menos en el sur, las heladas no creo que las volvamos a ver salvo sorpresa mayúscula.

Si el año pasado fue excepcional en cuanto a precipitaciones, este parece que será todo lo contrario. Menos mal que llovió abundantemente en 2018. Entonces fue tiempo de vacas gordas, y ahora tocan las flacas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario