Páginas vistas en total

martes, 8 de enero de 2019

Primera entrada de aire polar de 2019

Comenzamos el año igual que acabamos el anterior, con altas presiones, cielos despejados, heladas importantes por irradiación en los polos del frío y menos nieblas que en días pasados, ya que el aire va perdiendo la humedad, así como el suelo. Los días soleados son los culpables, y parece que la cosa va para largo, pues las lluvias ni están ni se las espera en la próxima semana, como poco.


Si las mínimas han sido frías, lo van a ser aún más entre el jueves y el viernes. El aire polar coge nuestra dirección y ya ha comenzado a entrar poco a poco por el norte, disminuyendo las mínimas y sobre todo las máximas, que estaban siendo bastante agradables. Las amplitudes térmicas estaban siendo muy grandes, llegando hasta los 25-26ºC.

Hemos pasado unos días en tierras zafrillenses, donde nos ha acompañado un tiempo ideal. Mínimas bastante bajas, entre 8 y 13 bajo cero, pero a mediodía se estaba estupendamente, disfrutando de más de 15ºC, sin apenas viento. Solo los dos últimos días se levantó viento, y se notaba en zonas altas.

Hemos disfrutado de mínimas muy bajas en nuestras estaciones, que han estado entre las más frías de España. El río Zafrilla, en su zona alta, se mantenía helado y el agua fluía con dificultad.

Pero el frío de verdad aún no ha llegado. En centroeuropa sufren una terrible ola de frío polar, con nevadas generalizadas, algo que parece que a nosotros no nos va a afectar en las próximas semanas. Solo la entrada el jueves y viernes de una masa de aire siberiano nos hará temblar de frío un par de días.

Las alertas se van a activar por heladas extensas en media España, con temperaturas que bajarán con seguridad de los -15ºC en los polos del frío, y es posible que de los -20ºC. En sitios habitados, se bajará con facilidad de los -5ºC.


Los días que hemos pasado en Zafrilla han sido muy productivos, y hemos cubierto casi en su totalidad nuestros objetivos, sin entrar en demasiados detalles. Hemos pasado por las estaciones del norte, mejorando con mucho sus prestaciones, y solo nos queda arreglar un pequeño problema con una de ellas, que esperamos poder resolver desde casa. Hemos podido recoger datos de todos nuestros sensores, salvo el situado en La Hondonada y de La Nava, a los que ya no hubo tiempo de acudir.

De los demás, Prado Redondo, Reclovilla, Fuente Fría, la Muela, Collado Verde II ( el que registró la mínima más baja con -14,2ºC) y Laguna del Marquesado, tenemos los datos desde el verano, y los analizaremos en los próximos días.


También hemos reparado la estación del Ayuntamiento, dañada por el granizo de este verano, además de tener el cable de veleta dañado, y también hemos reparado el anemómetro del Collado, dañado por la misma granizada. Algunos cambios son bien visibles, como la nueva imagen de la webcam de La Veredilla. Seguro que los aficionados más observadores lo habrán advertido.

La garita de La Reclova fue saboteada, y la encontré "revoleada" tras ser arrancada de su estaca y lanzada encima del espino donde la había ocultado a la vista de los escasos transeúntes que transitan el camino en coche, siendo totalmente invisible. Desde dentro de la cerca sí estaba expuesta a la vista, por lo que tenía pocas esperanzas de encontrarla en el mismo sitio que la dejé.

Era carne de cañón, un cabritillo atado al espino esperando el ataque del lobo o del oso, que en su día moraron por esas sierras. Estaba cantado que su fin iba a ser este, pero quería comprobarlo. Al menos recuperé la garita, gracias que no le pegaron un tiro, y ya la hemos puesto en otro sitio. El sensor no lo he podido recuperar, y nos hemos quedado con las ganas de ver lo datos de este último cuatrimestre, en un sitio ideal para potentes inversiones térmicas. Espero que el que lo haya hecho haya disfrutado y se sienta orgulloso de tan memorable hazaña. No nos harán desistir y ya he colocado otro sensor, esa vez sin garita, para que no sea detectado. Tendremos sus datos pese a quien le pese.

Recibiremos la ola de frío con nuestra vista puesta en los registros que se podrán lograr, sin duda los más fríos del invierno.